La Solana, nuevo miembro de la Ruta del Vino de La Mancha

0
2104
Panorámica de La Solana. Foto JCCLM
Panorámica de La Solana. Foto JCCLM

Saborear la riqueza cultural, histórica, gastronómica y enológica en La Mancha está al alcance de todos, a través de la Ruta del Vino de La Mancha. Un célebre itinerario, que suma un nuevo miembro a su familia: la localidad ciudadrealeña de La Solana. De esta manera, las bodegas y cooperativas, sectores turísticos y hosteleros ofrecen un atractivo más a la ya fascinante Ruta del Vino de La Mancha.

¿Por qué descubrir el origen del vino a través de la Ruta del Vino de La Mancha?

Vino de La Mancha, vides y molinos de viento
Vino de La Mancha, vides y molinos de viento

El legado internacional de Don Quijote, la obra cumbre de Miguel de Cervantes (1547-1616), se materializa en el corazón de La Mancha. Paisajes únicos que un día avivaron la imaginación de Cervantes para crear una de las obras más geniales y disparatadas de la literatura universal. Entre sus páginas, también existen numerosas referencias a la bebida por excelencia de La Mancha: el vino.

Es por ello, que la Ruta del Vino de La Mancha es una excelente propuesta para guiarte por los pasos del quijote, mientras la cultura del vino más manchega te envuelve. Esta ruta está formada por 8 municipios de la región: Alcázar de San Juan, Tomelloso, Campo de Criptana, Socuéllamos, El Toboso, Argamasilla de Alba, Villarrobledo y, la localidad recién incorporada, La Solana. Bodegas, restaurantes, alojamientos, operadores turísticos, enotecas y museos hacen de la Ruta del Vino de La Mancha una gran opción para disfrutar del ocio y turismo de calidad.

La Solana, tierra de vinos, promete ser un gran atractivo (eno) turístico

Festival Cine y Vino 'Ciudad de La Solana'

Hasta ahora, La Solana ya rebosaba cultura del vino por todos sus costados. Llevando por bandera una de sus joyas culturales, su célebre Festival de Cine y Vino, la historia de La Solana se ha formado en torno a la vitivinicultura. Es por ello, que esta adhesión a la Ruta del Vino de La Mancha, permite dar a conocer la excelente calidad y variedad de productos agroalimentarios y gastronomía local; también, un compendio cultural, arquitectónico, artístico y enoturístico extraordinario.

La Solana, además de sus excepcionales vinos, es famosa por su azafrán y queso

Entre los grandes atractivos solaneros destacan sus productos locales venidos de oficios artesanales, como la forja artística, la cuchillería, la fabricación de las tradicionales botas de vino, hoces y objetos de pleita. Por supuesto, descubrir los orígenes de Santa Catalina y La Solana, a través de su Capilla del Baptisterio; visitar la iglesia Santa Catalina y la Plaza Mayor; la ermita de San Sebastián y la iglesia de San Juan Bautista; el Convento Madres Dominicas y la del Humilladero; entre otros.

En La Solana se elabora buen vino, y como tal, existen multitud de vinos que cuentan con el sello de calidad de la Denominación de Origen La Mancha. Es por ello, que sus bodegas son esenciales para que el viajero descubra la magia de los excelentes vinos nacidos y crecidos en tierras solaneras.

Cooperativa Santa Catalina

Cooperativa Santa Catalina, La Solana (Ciudad Real)

Con una extensa historia a sus espaldas, la Cooperativa Santa Catalina es fruto del esfuerzo y el amor de su equipo humano por su tierra. Unos valores, que acompañan con buenas prácticas, destinando una parte sustancial de los cultivos a proyectos ecológicos. Con todo ello, esta cooperativa se alza como un referente de vinos de excelente calidad, presentes en los mercados de todo el mundo.

Además, su constante apuesta por la más avanzada tecnología, sus productos han conquistado los paladares de todo el mundo, así como los más prestigiosos certámenes nacionales e internacionales. Destacan el gran abanico de  productos que elaboran a partir de sus gamas más representativas, como lo son Los Galanes y Campechano; estos últimos ecológicos y con gran demanda en el mercado.

Bodegas Romero de Ávila

En Bodegas Romero de Ávila elaboran vinos artesanales con tinajas de barro
En Bodegas Romero de Ávila elaboran vinos artesanales con tinajas de barro

Entre perfectas llanuras inmersas en la comarca de La Mancha, se alza una de las bodegas con más encanto del territorio: Bodegas Romero de Ávila Salcedo. Sin duda, un lugar donde la tradición se funde con las más vanguardistas técnicas; un lugar que todo amante del vino debe visitar y experimentar la elegancia y delicadeza de sus vinos elaborados en tinajas de barro.

En la actualidad, apuestan por una generación en la que los vinos «diferentes» son su objetivo; eso sí, sin perder de vista el perfecto equilibrio entre las técnicas artesanales y las más vanguardistas. Elaboran un gran abanico de vinos embebidos en diferentes gamas, como Portento Abuelo Paco.

Bodegas Vega Demara

Bodegas Vega Demara

La palabra «familia» cobra sentido en Bodegas Vega Demara. En 1946, la familia Mateos de la Higuera se prendó del paraje Mara Antona; un viñedo tempranillo que se convirtió en la gran ilusión del abuelo Joaquín. Un proyecto que nació de la pasión por la viticultura y que se ha transmitido generación tras generación. De hecho, fue en 2005, cuando la familia se embarcó en otro apasionante proyecto: la propia elaboración de vino.

En menos de dos décadas, el buen hacer de la familia Mateos de la Higuera, les ha posicionado como excelentes referentes en la elaboración de vinos de calidad. Todo ello, siendo conscientes del valor del trabajo, así como conservando los valores y características del terruño manchego. Bajo el sello de la D.O. La Mancha, destacan gamas como Vega Demara e Ylirum, las cuales se han convertido en seña de identidad de la bodega, apostando por la variedad y la calidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here