El blanco airén de La Mancha ensalzado en Madrid Fusión 2024

0
1595
Diferentes blancos catados de la variedad airén con crianza
Diferentes blancos catados de la variedad airén con crianza

El público acoge con entusiasmo la cata vertical de los vinos Alejairén de la bodega familiar Fernández Rivera.

La familia Fernández Rivera revindica la variedad airén. Lo hizo durante  la pasada edición de Madrid Fusión ante un público que manifestó su sorpresa y entusiasmo por la variedad autóctona manchega (casi 99.000 Ha inscritas en el Consejo Regulador).

Desde los comienzos a la novedad en tinaja

La cata vertical realizó un viaje inverso en tiempo, remontándose a los orígenes, cuando salió a mercado el primer Alejairén 2007, fruto de una crianza media de dos años en barricas de madera. Después, antes se cataron sus “hermanos más jóvenes” en 2010, 2013, 2017, 2020 y 2022.

Seis vinos, seis añadas más un blanco envejecido en tinaja
Seis vinos, seis añadas más un blanco envejecido en tinaja

Como admitía Olga Fernández, de la familia Fernández Rivera, “se trata de la propia historia de Alejairén”. Un vino que subraya la calidad y el compromiso de la bodega nacida en la provincia vallisoletana pero con presencia en la Denominación de Origen La Mancha (Campo de Criptana, Ciudad Real).

Representantes de la familia Fernández Rivera
Representantes de la familia Fernández Rivera

Alejairen tinaja, de momento, solo se puede adquirir en bodega

La cata vertical se convirtió en toda una experiencia sensorial para el público de Madrid Fusión. Seis vinos, seis añadas que deleitaron al público presente junto a la novedad, un blanco airén elaborado en tinajas antiguas, que se ha convertido en la próxima baza comercial para la familia.

Director de la revista 'Mi vino', Antonio Candelas, siguió con interés la cata
Director de la revista ‘Mi vino’, Antonio Candelas, siguió con interés la cata

“Hemos querido volver a los orígenes vinícolas, cuando se guardaba el vino en tinajas. Ahora lo vamos a envejecer pero será, no con tinajas de barro, nuevas, sino antiguas, buscando recuperar esa tradición centenaria en La Mancha”, matizaba Lucía Pascual, familiar de la dirección técnica de la bodega.

Respeto a la viña

Vinos de paso por madera, que mantienen su frescura , equilbirio y acidez, enobleciendo además a la variedad airén. Una calidad que arranca desde el respeto al terruño, fundamental a juicio de Rodrigdo Pons, enólogo de la familia, quién resaltaba esa calidad del terroir en el Paraje La Golosa, con viñedos de más de 90 años y vida prefiloxérica.

Un blanco ligado EL VÍNCULO, homenaje la tradición viticultura en las dos Castillas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí