¿Cuál es el origen de la tradición de tomar 12 uvas en Nochevieja?

0
386
Uvas en Nochevieja Img Cope
Imagen: Milenio

A tan solo unas horas de celebrar la última noche del año, la Nochevieja, la mayoría de hogares españoles tienen en su nevera un alimento común: las uvas. Y es que, no hay tradición más arraigada para despedir el año deseando uno nuevo en el que la suerte acompañe a cada uno de nuestros seres queridos, comiendo doce uvas.

Una acción que solo los más expertos consiguen acabar a tiempo, en la última campanada; otros, los más rezagados, tardan algo más e, incluso, pueden cambiar sus doce uvas por otros productos más fáciles de ingerir, como chucherías o bolitas de chocolate. No obstante, la uva es la reina indiscutible de la noche, contando, también, con un curioso origen que te desvelamos a continuación.

Las uvas como símbolo de buena suerte

Templo del Dios Baco, Parque del Capricho (Madrid) Flikr Javi Walls
Templo del Dios Baco, Parque del Capricho (Madrid) Flikr Javi Walls

Cada 31 de diciembre, a las 00:00 h, el tiempo se detiene durante unos instantes para ser partícipes del nacimiento de un nuevo año. Unos segundos en los que, antes de los brindis y los abrazos, la tradición manda comerse 12 uvas; una por cada mes del año. Este ritual de buena suerte, copa todos los hogares españoles, y se extiende más allá de nuestras fronteras. Por ejemplo, en países de América del Sur, como Argentina, México, Venezuela, Colombia, Chile, Ecuador y Perú.

Cabe destacar que, desde la antigüedad, la uva ha sido un símbolo de buena suerte, de hermandad, de alegría y de placer. De hecho, deidades de la mitología romana y griega, como Baco y Dionisio, eran siempre representadas portando uno o varios racimos de uva. Asociado a la generosidad, la bonanza y la fortuna, no es de extrañar que se haya convertido en el gran amuleto para dar la bienvenida a un nuevo año.

1880, el comienzo de la tradición de las uvas en Nochevieja

Uva blanca de vides D.O. La Mancha

Aunque muchos atribuyen el nacimiento de esta tradición a la Nochevieja de 1909, los registros y pruebas documentales ratifican que fue en 1880 su inicio. Nació en Madrid como un símbolo sarcástico de protesta. Y es que, en esos años, la alta burguesía de la ciudad imitaba las costumbres de la francesa: llevaban a cabo ostentosas fiestas privadas en navidades. En ellas, era costumbre beber champán y acompañarlo con uvas.

Frente al lujo de unos pocos, desentonaba la realidad de las clases restantes. Y es que, el Ayuntamiento de Madrid, prohibió las celebraciones callejeras que tenían por costumbre celebrarse la Noche de Reyes. Ante esta situación, los madrileños respondieron de una forma muy original. Aprovecharon que aún estaba permitido reunirse en la Puerta del Sol para escuchar las campanadas de Nochevieja, para tomar doce uvas como acto burlesco.

De hecho, las uvas eran un producto asequible y económico, con las que los chulapos se mofaban de las costumbres de los aristócratas, a la vez que protestaban contra las restricciones de sus gobernantes. Un movimiento que logró convertirse en tradición, logrando sumar adeptos, año tras año. Conservó sus orígenes reivindicativos hasta el año 1909; momento que supuso su gran expansión.

1909, la ‘explosión’ de la tradición

Flikr Eduardo Woo Uvas en Nochevieja
Flikr (Eduardo Woo)

El año 1909 marcó un antes y un después en la costumbre de tomar 12 uvas en Nochevieja. Y es que, en la cosecha de ese año, hubo un excedente de producción de este fruto en la zona de Alicante. Ante la necesidad de ‘dar salida’ a tal cantidad, sus productores idearon una innovadora campaña en la que la buena suerte acompañaría a todos aquellos que tomaran 12 uvas para dar la bienvenida al nuevo año.

La campaña logró ser todo un éxito, convirtiendo a la variedad de uva blanca Aledo en un imprescindible para estas fechas. De hecho, sus productores la comercializaban en paquetes de 12 bayas, listos para consumir el último día del año. Por contra, también perdió su carácter reivindicativo, normalizándose y extendiéndose por el resto del país con el paso de los años. Incluso, en la actualidad, esta costumbre se lleva a cabo en numerosos países de Latinoamérica.

En Nochevieja, que no te falten uvas… ¡Ni vino de La Mancha!

Migas de Vendimia con panceta y sardinas maridado con espumoso D.O. La Mancha
Migas de Vendimia con panceta y sardinas maridado con espumoso D.O. La Mancha

Para despedir el último día del año y dar la bienvenida al que está por venir, es imprescindible celebrarlo, además de con uvas, brindando con los vinos más especiales. En los de la Denominación de Origen La Mancha encontrarás todo aquello que buscas; desde los más tradicionales, a los más innovadores.

Un inmenso abanico de variedades y tipos de vino en los que la calidad y la trazabilidad están más que aseguradas. Además, si no sabes cuáles escoger, puedes echarle un vistazo a nuestra selección de excepcionales vinos tintos o nuestros asombrosos espumosos para estas fiestas. También puedes visitar la web vinosdelquijote.es, donde encontrarás una amplia selección de vinos D.O. La Mancha que enamorarán hasta a los paladares más exigentes.

Con nuestros mejores deseos… ¡¡Os deseamos un 2022 repleto de salud, amor, alegría y esperanza!!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here