Día de Castilla-La Mancha: 5 deliciosos platos manchegos y sus maridajes ideales

0
227
5 platos típicos manchegos y sus maridajes ideales

Cada 31 de mayo, Castilla-La Mancha se convierte en epicentro nacional conmemorando su gran día. Son muchas las bondades que ofrecen estas tierras; ya sea por su historia, arquitectura, naturaleza, gastronomía o por sus increíbles vinos, quien visita La Mancha, se enamora de ella perdidamente. Es por ello, que para festejar este día, os proponemos 5 platos de la gastronomía manchega. Por supuesto, también te guiamos por sus maridajes ideales; con vinos de la Denominación de Origen La Mancha, por supuesto.

Carcamusas, un plato muy toledano

Plato de carcamusas elaborado en el Bar Ludeña (Toledo)
Plato de carcamusas elaborado en el Bar Ludeña (Toledo)

Degustar unas buenas carcamusas se convierte en todo un festín para nuestro paladar. Se trata de un guiso muy volátil que puede prepararse con carne de ternera o cerdo; eso sí, siempre debe ir acompañado con verduras de temporada en las que no pueden faltar los guisantes y el tomate. El jamón y el chorizo también suelen añadirse a este plato.

Las carcamusas pueden ser en sí una comida principal o formar parte de una rica tapa. Su presentación más tradicional se hace en una cazuela de barro. Si visitas Toledo, es obligatorio probar esta delicia gastronómica, que podrás encontrar en numerosos restaurantes de la ciudad.

Maridajes ideales

Es imprescindible acompañar este suculento guiso de carne con un vino a su altura. Un tinto joven Tempranillo será el maridaje ideal, dando su toque personal, sin eclipsar el sabor de la carne. Y ya que es un plato típico de Toledo, no te olvides de degustar vinos elaborados en La Mancha toledana; un Ojos del Guadiana Tempranillo 2020, se convertirá en uno de tus favoritos.

El pisto manchego, la receta que traspasa fronteras

Pisto Manchego

El pisto es uno de los platos más célebres de la cocina manchega que, incluso, ha traspasado fronteras formando parte de la gastronomía nacional. Su sencillez, así como su increíble sabor, convierten al pisto manchego en un imprescindible de nuestra dieta mediterránea.

Elaborado a partir de verduras de temporada pochadas a fuego lento, se acompaña siempre de tomate. Aunque cada persona utiliza su propia versión, la original siempre cuenta con calabacín, pimientos y cebolla. El pisto manchego puede servirse como plato principal o como excelente guarnición de otras comidas, como chuletillas de cordero manchego.

Maridajes ideales

Si lo utilizas como un único plato, uno de los mejores maridajes lo encontrarás en un rosado Garnacha. Si por el contrario lo utilizas como guarnición junto a una carne, puedes maridarlo con un tinto envejecido en barrica o arriesgar con un Airén, también fermentado en barrica, como un Alejairén Crianza, de Bodegas el Vínculo.

Gachas manchegas, el sabor de La Mancha

Gachas manchegas

Las gachas manchegas es un plato que nunca defrauda y siempre apetece. Aunque algunos esperan a que llueva para elaborarlas, la realidad es que unas buenas gachas manchegas siempre serán bien recibidas. Siempre ligadas al campo, las gachas representan la gran recompensa a una dura jornada de laboreo.

Las gachas manchegas se elaboran con harina de almortas y agua, formando una deliciosa crema densa que se asemeja en textura a una bechamel. A esta, siempre se le añaden trozos de carnes fritas muy específicas, como el chorizo y la panceta de cerdo. Finalmente, los destacados sabores de los ajos y el pimentón coronan a las gachas manchegas como un hito de la gastronomía. Por supuesto, es imprescindible mojarlas con un buen pan casero.

Maridajes ideales

La volatilidad de las gachas hacen que puedan ser maridadas con vinos tintos y blancos. Sin embargo, un blanco podría verse superado por los matices de la carne. Es por ello, que un Crianza Tempranillo sería el acompañante ideal para unas ricas gachas manchegas. ¿Qué tal si pruebas Allozo Tempranillo, de Bodegas Centro Españolas?

Migas del pastor, sencillez y exquisitez

Migas del pastor y vino de La Mancha

Parece increíble que con un ingrediente tan básico como lo es el pan, el resultado sea tan espectacular. Y es que las migas del pastor es uno de los platos más celebrados de la cocina tradicional, gracias a su sencillez, precio y su gran sabor. Simplemente, conservar una hogaza de pan del día anterior se convierte en el componente principal.

Simplemente, se debe coger la miga del pan duro, que reblandecida con agua, se trabaja para conseguir pequeños trocitos. También, es indispensable agregar un sofrito con chorizo, panceta y carnes de cerdo. Para darle el toque maestro, los ajos morados nunca pueden faltar, así como unas uvas para acompañarlas.

Maridajes ideales

Las migas se convierten también en un plato muy fácil de maridar, habiendo numerosas opciones. Sin embargo, los vinos jóvenes se alzan como la opción ideal. Si eres más de tinto, te recomendamos un tinto ligero como un Gran Prior Almeda Tempranillo, de la  Coop. San Lorenzo. Si por el contrario, te apetece un blanco, puedes optar por un Sauvignon Blanc como el que ofrecen desde las bodegas Finca La Blanca: Monte Don Lucio Sauvignon Blanc.

Caldereta de cordero y sus múltiples maridajes

La caldereta de cordero al fuego ademite múltiples maridajes

Finalizamos nuestra lista de platos tradicionales con un grande de la gastronomía manchega. Y es que, no cabe duda, que el cordero manchego no tiene parangón. Su increíble sabor y textura lo alzan como un alimento único en el mundo. Y si lo utilizamos para la elaboración de un guiso, mejor que mejor.

Se trata de una sencilla receta, preparada en crudo y cocinada a fuego medio; de esta manera la carne se desliga, poco a poco, de sus jugos absorbiendo los aromas de sus otros ingredientes. Aunque la receta puede variar, lo ideal es utilizar pimientos, tomates, cebolla, ajo, cayena, pimienta negra, romero y laurel.

En una buena caldereta de cordero no puede faltar el vino blanco, cuyo ideal está en un Airén de La Mancha. Aprovecha los últimos coletazos de la primavera para disfrutar de este delicioso plato.

Maridajes ideales

Este gustoso plato puede maridar con un sinfín de vinos tintos, como Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Petit Verdot, Cencibel o Garnacha. Eso sí, esta caldereta pide un vino con cuerpo, ya sea un Crianza, un Reserva o un Gran Reserva. Por ejemplo, un Estola Tempranillo-Cabernet 2014, de Bodegas Ayuso no te dejará indiferente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here