La Mancha se blinda con la aprobación de la Ley de la Viña y el Vino

0
77
Copa D.O. La Mancha en viñedo

Ya es una realidad en Castilla-La Mancha. La Ley de la Viña y el Vino vuelve a la región, tras casi una década de negociaciones infructuosas. Aprobado el proyecto de ley, el pasado jueves 28 de mayo en las Cortes Regionales, enmarcará una viticultura competitiva y sostenible.

A través de ella, afirman, se apostará por la calidad, las denominaciones de origen y por el producto embotellado. Entre otras, la Denominación de Origen La Mancha ha estado presente en el debate de su aprobación, así como ha demandado su puesta en marcha mientras se llevaban a cabo las negociaciones previas.

Regresa a C-LM la Ley de la Viña y el Vino

Los productos agroalimentarios de la región, como el vino D.O. La Mancha, podrán comercializarse por canales cortos o sin intermediarios
Tijeras de vendimia en un viñedo D.O. La Mancha

Desde que en 2003 se aprobara la última Ley de la Viña y el Vino y fuera derogada en 2012, la vitivinicultura regional ha experimentado una gran transformación que no se ha visto amparada legislativamente. Y es que, este sector se alza como esencial para el futuro de Castilla – La Mancha, con una facturación anual que ronda los 2.000 millones de euros. Es por ello, que para cubrir unas cada vez más apremiantes demandas, contarán con nuevas intercesiones.

Nuevas pautas a seguir que se formalizan dentro de las normativas europeas y nacionales, por las cuales ser busca promover la calidad, la trazabilidad, el embotellado y las figuras de calidad. Todo ello, a la vez que se promueve la investigación y la innovación. Sin duda, un nuevo blindaje, que organismos como la Denominación de Origen La Mancha llevan años demandando.

¿Qué novedades contempla esta nueva Ley del Vino?

La nueva Ley de la Viña y el Vino será llevada a las Cortes regionales
Un viñedo de La Mancha en primavera
  • Entre ellas, la incorporación de nuevas menciones en el etiquetado, que a diferencia de las actuales (indicación geográfica donde se encuentra la bodega), incluirán topónimos de mayor o menor ámbito.
  • Asimismo, nace por primera vez en España, el concepto de «vino de finca». Una designación por la que se podrá elaborar vinos con cepas diferenciadas en una bodega. En los mismos, podrá coexistir el nuevo concepto con la DO correspondiente en el etiquetado.
  • Se autorizan nuevas variedades para el cultivo de la vid, así como nuevas prácticas enológicas que carecían de regulación hasta ahora. La nueva legislación también refleja la creación de una interprofesional del vino regional; esto último, como respuesta a la petición del propio sector.
  • Acorde a los nuevos tiempos, la digitalización estará presente en este proyecto con propuestas como la digitalización en los libros de la bodega o la inclusión de la tecnología blockchain, a través de la cual se incorporará un código QR para identificar los productos de consumo desde su origen.
  • La protección de las vides más antiguas se verá respaldada con una partida de 26 millones de euros, inmersa en el Programa de Desarrollo Rural. En concreto, se destinarán 100 euros por hectárea para aumentar su rentabilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here