La ICRDO La Mancha fortalece su reglamento interno para garantizar la máxima calidad

0
34
La ICRDO La Mancha refuerza el control para asegurar aún más la calidad de sus vinos

Siguiendo los valores que caracterizan a la Denominación de Origen La Mancha, su Consejo Regulador reforzará su reglamento interno. Asegurarán así, un mayor control en la calidad de sus vinos acogidos. Dicho reglamento, contará con unas normas a seguir mucho más detalladas y minuciosas que deberán ser cumplidas por las bodegas que deseen comercializar vinos bajo el amparo de esta Denominación de Origen.

Mayor control para garantizar una calidad absoluta

Para velar por el cumplimiento del Pliego de Condiciones de la Denominación de Origen La Mancha, las empresas autorizadas por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) en la Norma UNE-EN/ISO 17065 Certificación de Producto, contarán ahora con unas directrices perfeccionadas. Estas directrices que actualmente están siendo ultimadas, blindarán, aún más, los filtros de calidad por los que pasan todos los vinos.

Uno de los principales objetivos del reglamento hace alusión a seguir potenciando la calidad de los vinos, así como regular las normas de funcionamiento de la ICRDO La Mancha. Un paso que va más allá de lo reflejado en sus estatutos y Pliego de Condiciones. Se fundamenta, sobre todo, en las tirillas que la ICRDO aprueba tras certificar como apta cada partida por la empresa de control que trabaje con la bodega.

La DO La Mancha tiene la potestad para realizar controles de calidad pertinentes

También el reglamento interno refleja que la ICRDO La Mancha, como órgano gestor, puede solicitar a sus bodegas o plantas de envasado cualquier requerimiento pertinente para verificar si los vinos cumplen verdaderamente con los cánones de calidad y la categoría de vino especificada. Igualmente, si cumplen también con las existencias de vino suficientes según la variedad, la añada o el tipo de vino.

La voluntad de esta Denominación de Origen por crecer en pos de la calidad se hace palpable a través de la firme y estricta vigilancia de sus vinos. La honestidad y la transparencia con la que este órgano trabaja, por medio de su Pliego de Condiciones, permiten firmes garantías de calidad y trazabilidad para con el consumidor.

Trazabilidad como garantía de calidad

Trazabilidad como garantía de calidad
De la vid a la copa: los vinos DO La Mancha garantizan trazabilidad

Los vinos acogidos a la Denominación de Origen La Mancha se supervisan desde su origen; desde las propias parcelas. Una trazabilidad que se lleva a cabo con la comprobación de los tickets en el periodo de vendimia. Verificar que no se exceden los rendimientos máximos permitidos es solo el primer paso de supervisión que se prolonga hasta la comercialización del propio vino.

Un vino que haya pasado por los estrictos cánones de calidad establecidos y se encuentre bajo la DO La Mancha, llevará consigo una tirilla identificativa. Esta será única para cada botella dentro de cada lote y funciona como una especie de documento de identidad. Cada una de las tirillas acredita la tipología de cada vino. También, el compromiso de la bodega por ofrecer transparencia de cara al consumidor final.

La DO La Mancha, pioneros en auditorías y controles en la región

La DO La Mancha, la primera en la región en incorporar un panel de cata propio
La DO La Mancha, la primera en la región en incorporar un panel de cata propio

En la búsqueda por ofrecer la máxima calidad, la DO La Mancha fue pionera en la región y de las primeras de España en la creación de su propia empresa certificadora. En el año 2007, el gobierno regional estableció que los controles referentes a la calidad y trazabilidad debían de realizarse por las empresas acreditadas en la Norma UNE-EN/ISO 17065 Certificación de Producto.

Es por ello, que el Consejo Regulador creó su propia empresa certificadora, bajo el nombre de Empresa de Control e Inspección La Mancha (ECI La Mancha). Tras lograr su acreditación en 2011, por parte de ENAC, la DO La Mancha se encumbraba como la primera empresa de la región en hacerlo y una de las primeras en España.

Asimismo, en enero de 2019, cuando hubo garantías que posibilitaban la integración de la empresa de control dentro del propio Consejo Regulador, se llevó a cabo la absorción. A partir de ese momento, comenzó a operar como tal. Cabe destacar que este tipo de auditorías supervisan anualmente la producción obtenida para comprobar los rendimientos establecidos en el Pliego de Condiciones.

También, se vigila el stock y las nuevas directrices que se deben realizar en el sector, publicadas posteriormente en el BOE. Por otro lado, el auditor procede a una recogida aleatoria de muestras, las cuales son sometidas a diversos controles de calidad de dos tipos:

  • De naturaleza físico-química. Se realiza en laboratorios acreditados bajo la norma UNE-EN / ISO 17025. Allí los vinos son examinados para verificar que cumplen con los requisitos establecidos en el Pliego de Condiciones de la D.O. La Mancha.
  • Análisis sensorial. Un panel de cata profesional somete las muestras de vinos a un examen organoléptico. Son analizados minuciosamente para cerciorarse de si poseen defectos y requieren de revisiones. De esta manera, llegarán al consumidor en las condiciones más idóneas.

En marzo de 2020, la ICRDO La Mancha se alza como el primer organismo de la región que cuenta con un panel de cata. Este, acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación y bajo la norma UNE-EN / ISO 17025. Un importante paso para esta Denominación de Origen en la que se garantiza la total imparcialidad en los procesos realizados. También, estos tratamientos se llevan a cabo de forma digital y de manera anónima en el control de muestras.

Apostar por la promoción y la calidad, las señas de identidad de la DO La Mancha

La paralización de los mercados, motivada por la llegada de la Covid-19, ha causado estragos en el sector. Sin embargo, el Consejo Regulador sigue luchando por la comercialización de sus vinos. De hecho, ya vislumbran una total recuperación a medio plazo; concretamente, para el segundo semestre de este 2021.

Y es que llevando la calidad y el rigor técnico como senda ineludible, han posibilitado una mayor progresión de mercado para sus vinos. También, ligado a una mayor y paulatina profesionalización de las estructuras comerciales por las que han apostado sus bodegas.

Este gran progreso de los vinos con D.O. La Mancha se palpa a lo largo de la última década. Crecimiento y apuesta por el vino embotellado que en la venta de una media de 77,5 millones de botellas de 0,75 litros en los últimos siete años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here