5 platos manchegos para saborear (y maridar) esta Semana Santa

0
272
Semana Santa Gastronomía y vinos de La Mancha

Metidos/as de lleno en Semana Santa, existen numerosas tradiciones gastronómicas que varían según el lugar en el que nos encontremos. En La Mancha, por ejemplo, destacan por su rica y variada gastronomía cuaresmal. En este artículo te proponemos 5 excelentes platos para estos días grandes y sus maridajes ideales. Y es que, después de dos años difíciles y atípicos, nada mejor que darle una alegría al cuerpo con los grandes placeres que transmite la gastronomía manchega, acompañada de vinos excepcionales como los de la Denominación de Origen La Mancha.

1. Potaje de vigilia, el plato estrella de la Semana Santa

Potaje de vigilia

Junto con la Navidad, la Semana Santa se alza como la gran celebración anual por excelencia. Ya sea con mayores o menores connotaciones religiosas, el potaje de vigilia se alza como el Rey Gastronómico de estos días; sobre todo, para Viernes Santo. Grosso modo, es un guiso en el que las legumbres (garbanzos o alubias) y el bacalao son las grandes protagonistas. También, mezclados con otros imprescindibles como las espinacas (o acelgas) y el tradicional huevo duro.

Maridajes ideales

A pesar de su sencillez, este plato de cuchara es toda una delicia gastronómica que encontraría una excelente armonía con un vino tinto tradicional (sírvelo a 12ºC). Por ejemplo, uno elaborado a partir de la variedad Tempranillo. Para los que prefieran optar por un blanco, la mejor opción se halla en un coupage de Macabeo y Chardonnay (sírvelo a 8ºC).

 

2. Atascaburras: cuatro ingredientes, una delicia

Atascaburras o ajoaceite para Semana Santa. Foto DO La Mancha

También conocido como ajo mortero, el atascaburras vuelve al menú de los hogares cuando los días se tornan grises y fríos. Típico de La Mancha albaceteña y conquense, sus ingredientes destacan por su simpleza y asequibilidad; a su vez, el resultado es más que placentero. Se elabora machacando patatas (previamente cocidas) y agregando bacalao desalado, ajo y aceite de oliva. Para decorar, algunas personas añaden nueces y huevo cocido.

Maridajes ideales

Si hay alguna manera de mejorar, más si cabe, un buen atascaburras es sin duda acompañarlo con un buen blanco Airén de La Mancha o un coupage de Macabeo y Sauvignon Blanc. Vinos que destacan por su frescura, carácter afrutado y floral; sin duda, perfectos para este plato.

*Yuntero Macabeo-Sauvignon Blanc

*Gran Prior Alameda Airén

3. Pipirrana, la opción más saludable y refrescante

Pipirrana para Semana Santa

Siguiendo la estela de platos que respetan las restricciones cárnicas de la Cuaresma, descubrimos la pipirrana. La mezcla de sus ingredientes, tan humildes como deliciosos, crean una unión perfecta: cebolla, tomate, pimiento verde, pescado y pepino. Cabe destacar, que cada zona tiene su propia manera de prepararla. Por ejemplo, en la ciudadrealeña Bolaños de Calatrava elaboran su pipirrana con lechuga, cebolla, caballa, tomate y aceitunas.

Maridajes ideales

Un plato con tanto carácter como la pipirrana, necesita de un vino de igual personalidad, pero conservando la frescura que tanto representa a la receta. Por ello, podemos optar por un buen blanco Verdejo o, incluso, un Sauvignon Blanc. Cualquiera de ellos, destacarán por su intensidad afrutada y floral, llegando a concordar muy bien con la cebolla y el pepino; eso sí, sin solaparlos.

* Sandogal Nº1 Verdejo Ecológico

*Doña Berenguela Sauvignon Blanc

4. Gachas manchegas, para los más carnívoros

Gachas-manchegas

Un solo bocado de este manjar manchego es capaz de recomponer el ánimo; sobre todo, en los grises y fríos días que otorga el invierno por estas tierras. Aunque siempre hay una buena excusa para probarlas, la tradición reza que si llueve saben aún mejor. De elaboración sencilla y económica, destaca la harina de almortas, que mezclada con agua, crea una crema densa cuya textura emula la de la bechamel.

El punto de deliciosidad lo completan los trozos de carnes fritas que las acompañan, como el chorizo y la panceta de cerdo. Por supuesto, y como buena receta manchega, las gachas son coronadas con ajos y pimentón. Finalmente, y como recomendación fuera de protocolos en la mesa, no te olvides consumirlas utilizando la gran técnica del mojeteo; es decir, acompáñalas con un buen pan. Si es casero, mucho mejor.

Maridajes ideales

La volatilidad de las gachas hacen que puedan ser maridadas con vinos tintos y blancos. Sin embargo, un blanco podría verse superado por los matices de la carne. Es por ello, que un Crianza Tempranillo sería el acompañante ideal para unas ricas gachas manchegas. Sin embargo, si lo tuyo son los blancos, no dudes en hacerte con un blanco Airén Crianza.

*Vidal del Saz Crianza Tempranillo

*Alejairén Blanco Crianza 

5. Torrijas, el postre infalible de Semana Santa

Torrijas

Con tan solo leer su nombre, más de un paladar comienza a salivar. Y es que, junto con las flores manchegas, las torrijas son las dueñas y señoras de las sobremesas en Semana Santa. Como con casi toda la gastronomía de la lista, cada hogar cuenta con sus propias recetas, aunque hay ingredientes imprescindibles para su elaboración: leche, pan, canela, azúcar y/o miel.

Maridajes ideales

Disfrutar, este mes de abril, de las torrijas es un placer que puede resultar adictivo. Así también como cualquier Moscatel de la Denominación de Origen La Mancha fascina por sí solo e incluso puede ser un postre en sí mismo. Sin embargo, como sabemos que no te vas a resistir a ninguno de los dos, deléitate con ellos. Incluso, opta por un Espumoso; no te defraudará.

La Villa Real Moscatel

Cantares Semi-Seco

*Puente de Rus Brut Rosé

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here